fbpx
Connect with us

Polémica

Polémica sobre la Caravana “Por la Familia Cubana”.

Published

on

Esta sección “La Polémica” es la continuación de materiales o artículos publicados por la plataforma 23yFlagler. Esta polémica es en referencia al texto:

¿Qué realmente sucedió en la Caravana “Por la Familia Cubana”?

 

Carlos Alzugaray: 

(El Dr. Alzugaray fue embajador de la República de Cuba en la Unión Europea, así como ha sido profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI) en la isla y es frecuente comentarista en prestigiosos medios de prensa internacionales).

Tomado de su comentario original en Facebook y refiriéndose a Guena Rod:

…”Manos fuera de Cuba”. En el párrafo en que justificas esta posición utilizas varios argumentos que son simplificaciones y adolecen de un conocimiento parcial de la complejidad del problema. Los resumo: Manos fuera de Cuba fue una consigna inventada por el Fair Play for Cuba Committee. Esa organización fue creada y financiada por el gobierno cubano. Por esa razón fue investigada por el FBI y la CIA. Su presidente, Robert Taber, tuvo contactos con Harvey Oswald, el asesino de John F. Kennedy. Respondo estos argumentos: Primero, “Manos Fuera de Cuba” es una consigna bastante común en distintos movimientos que se opusieron a la invasión de Bahía de Cochinos (Playa Girón para la inmensa mayoría de los cubanos que vivimos en Cuba) que, por supuesto, fue una grosera, ilegal y dañina injerencia en los asuntos internos cubanos. Se extendió también al bloqueo tan pronto se implantó debido al carácter abiertamente injerencista del mismo. La consigna se usó ampliamente no sólo para Cuba sino para otros países donde quiera que había movimientos que se oponían a la persistente interferencia del imperialismo norteamericano (sí, eso existe) en otros países. Por ejemplo, también hubo un “Hands Off Vietnam”. O “Hands Off Congo” cuando la CIA asesinó a Patrice Lumumba, el líder de la independencia de ese país. O “Hands Off Indonesia” cuando la gran matanza de comunistas en ese país en 1965 instigada también por la CIA. Se usó y se usa en Estados Unidos y en otros países. Segundo, el Fair Play for Cuba Committee fue fundado por Robert Taber, que era un periodista de la CBS, pero incluyó a personalidades norteamericanas y de otros países tan influyentes como Simone de Beauvoir, Jean-Paul Sartre, Norman Mailer, Dan Wakefield, Truman Capote, John Henrik Clarke, Alan Sagner, James Baldwin, Julian Mayfield, John O. Killens, Robert F. Williams, Lawrence Ferlinghetti, Linus Pauling, y Allen Ginsberg, entre otros. La única referencia que he encontrado a financiamiento cubano es un reporte no confirmado de que el FBI encontró evidencias de que se le habían suministrado 3,500 dólares. Esa cantidad era exigua para lo que hizo esa organización con el apoyo y financiamiento de esas y otras personalidades que menciono. Fue una organización de base (grass roots) que caló en muchas localidades de Estados Unidos donde había personas progresistas que se oponían a acciones similares que llevó a cabo Estados Unidos a través de la CIA en Irán y Guatemala durante la década de 1950. Esa cifra contrasta con los millones de dólares que se gasta Estados Unidos en “fomentar la democracia en Cuba”.

En tercer lugar, está bien documentado que el FPCC fue objeto de actividades de penetración por parte del FBI y la CIA. Aunque no se ha podido establecer definitivamente, muchos investigadores norteamericanos apuntan que Lee Harvey Oswald fue un agente activo de la CIA que tuvo entre sus misiones tratar de penetrar a Cuba (solicitud visa en México) y penetrar al FPCC (cosa que logró en algún momento), como parte de una operación dirigida a desprestigiar y destruir el FPCC. Eso coincide con investigaciones y documentos publicados por los servicios cubanos de inteligencia que nunca aceptaron a Oswald y de quien sospecharon con razón que era un “activo” que la CIA intentó plantar en Cuba. Tuve la oportunidad de hablar con los funcionarios diplomáticos que atendieron a Oswald en el Consulado en México y con los que procesaron su solicitud de visa y todos me confirmaron que desde el primer momento se sospechó de él. Lo que no podían saber los diplomáticos cubanos es que eventualmente Oswald participaría en el asesinato de Kennedy. De las múltiples investigaciones que se han escrito sobre el asesinato de Kennedy, hay una que argumenta que Oswald pudo efectivamente haber sido un agente de penetración: “In his book The Kennedy Conspiracy (2002), Anthony Summers claims that released documents show that both the Central Intelligence Agency and Federal Bureau of Investigation penetrated the FPCC. Summers points out that the CIA side of the operation was directed by David Atlee Phillips and quotes CIA officer, Joseph Smith as saying: ‘We did everything we could to make sure it was not successful – to smear it… to penetrate it. I think Oswald may have been part of a penetration attempt’.” (https://spartacus-educational.com/JFKfairplay.htm)

Una observación final: Por supuesto, tienes el derecho a no estar de acuerdo con el uso de determinada consigna. Pero demandar el levantamiento incondicional del “embargo” puede tener para muchas personas el significado de que el mismo es una intromisión inaceptable en los asuntos internos cubanos, por lo que para ellos la consigna “Manos fuera de Cuba” es perfectamente legítima. El que la Jefa de la Misión Diplomática de Cuba en Washington, Lianys Torres Rivera replique la caravana no tiene mayor significación desde ese punto de vista. Muchos de los organizadores de la Caravana mantienen relaciones normales con la representación diplomática cubana y eso es normal. Tengo el criterio, y tu lo sabes, de que algunos demócratas cubano americanos tienen la debilidad de aceptar como lícita la lógica, esencialmente republicana, de que Estados Unidos tiene un legítimo derecho de intervenir en los asuntos internos del pueblo cubano ya sea mediante la coerción o coacción (el llamado “embargo”) o mediante el llamado “subversive engagement” (comprometimiento subversivo), para lograr un cambio hacia otro modelo distintos. Creo que somos mayoría los cubanos, a ambos lados del estrecho, que queremos cambios que traigan prosperidad y más y mejor democracia pero sin abandonar las conquistas de la Revolución en materia de soberanía nacional y justicia social. Sólo la normalización de relaciones, que implica aceptar los principios del derecho internacional como las reglas vigentes, permitirá a todos, los cubanos que vivimos en Cuba y los cubanos que viven fuera de Cuba, trabajar conjuntamente y en paz para alcanzar su realización personal y como nación. Insisto, la injerencia norteamericana de cualquier tipo sólo puede tener resultados negativos para la nación cubana. Es lo que la historia indica, desde que John Quincy Adams promulgó la supuesta doctrina de la “Fruta Madura”, hasta la Ley Helms-Burton. Incluso cuando Estados Unidos ha ayudado a Cuba como durante la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana, lo ha hecho siguiendo sus intereses estrechos, terminando en la imposición a Cuba de modelos y comportamientos inaceptables como lo fueron la Enmienda Platt o las dictaduras de Machado y Batista. Disculpa la descarga pero no podía dejar de decirte esto.

 

Guena Rod:
(Editor de 23yFlagler) 

Refiriéndose a Carlos Alzugaray:

La crónica sobre la Caravana “Por la Familia Cubana” intenta ser un resumen de lo que pude observar y valorar. No pretendía tener espacio para una historia tan detallada de la consigna, sino alertar que había estado vinculada a organizaciones y actividades que podían ser consideradas más ampliamente “pro-gobierno cubano”. El propósito con el que se anunció y convocó esta caravana era “Por la Familia Cubana”. Esto quiere decir que tenía un propósito humanitario y personal, no era para denunciar el “injerencismo” estadounidense en Cuba, porque entonces otros también querrían, igualmente, denunciar las detenciones arbitrarias en la isla y las limitaciones a la libertad de expresión. De esta manera, nunca nos pondremos de acuerdo en cómo liberar a la familia cubana de los efectos colaterales de la prácticamente guerra fría o civil entre cubanos. Era una Caravana “por la familia cubana”, no contra el “injerencismo”, que no es lo mismo y es otro debate, cargado de trampas ideológicas. De ahí mi crítica a los organizadores.

En cuanto a la relación de Taper con el asesino de Kennedy y su probable rol en una infiltración en los órganos cubanos, me parece importante comentarlo y ciertamente admito que debí incluir más información en la crónica, porque de la manera en que está, puede incitar mucho a la imaginación, pero por ahora  lo dejo en los elementos que presentas e invito a otros polemistas a que se sumen.

Entiendo lo que dices sobre que Lianys Torres Rivera haya compartido las imágenes y los contenidos, lo cual no caractericé en mi artículo debidamente, porque puede entenderse como algo negativo y admito que debí ser más preciso. Por lo cual corrijo: me parece magnífico que los gobiernos intervengan para ayudar a la familia cubana, me parece excelente que el gobierno cubano se preocupe porque todas las limitaciones a la familia sean levantadas, incluyendo las de las personas que no se les permite entrar o salir de Cuba y visitar a sus familias por consideraciones políticas. Tambien quiero destacar que tengo grandes expectativas en el nombramiento de la funcionaria para que contribuya al acercamiento entre ambos gobiernos, pueblos y todos los cubanos.

Comentarios
Continue Reading

Recien publicado

Copyright © 2020 23yFlagler