Un dedo del medio para pedir al cielo

En la fotografía puede verse una coreografía de dedos del medio alzados, enhiestos, erguidos como para que su combustible ofensivo alcance las nubes. Al  fondo, pasado el desfile de señas injuriosas, está la “Ermita dedicada a la Virgen de la Caridad”, una de las capillas católicas más queridas en la comunidad cubanoamericana. En la imagen, también se distingue a los manifestantes envueltos en abundante mercadería de campaña Trump 2020: gorras, banderas, pulóveres y consignas entusiastas. 

El menú de la mañana: demandar la libertad de Cuba y a Trump para los Estados Unidos.

Eliecer Avila, youtuber y opositor al régimen cubano, había convocado a esta manifestación del día sábado, con el objetivo de protestar la actual agenda del partido demócrata, a la que caracteriza como de “extrema izquierda”, así como apoyar la reelección del presidente Trump y la democratización de Cuba. 

Según explicó el mismo organizador, los dedos irruptores y ofensivos que trascendieron esa mañana, estaban dedicados al presidente cubano Miguel Díaz Canel y, por lo tanto, no había razón para alarmarse, ni encontrar relación con el simbolismo religioso de los predios en que ocurría el performance.

Aparentemente, ni el clero, ni los laicos compartieron su opinión.

El Padre Fernando Heria, Rector del Santuario, se vió en la necesidad de divulgar una nota de prensa dos días después, para explicar que “…la Iglesia no debe ser usada como parece fue la intención de los que se presentaron en la Ermita con propósito partidista y con poco decoro”. 

Eliécer Ávila fue inmediato en su respuesta (después de todo, había sido cuestionado su decoro…). Eliecer pidió que “le vayan contando al padre la verdad y lo hermoso de lo que hicimos todos ayer en familia y con gran respeto en la Ermita”, pero no sin quejarse de que “Ya sólo nos falta que hasta la Ermita la controlen los comunistas y nos prohíban pedirle a la Virgen por la libertad de Cuba…”. 

No sé ustedes, pero a mi me parece que les dijo… ¿Comunistas?  ¿A los sacerdotes? 

Si el propósito de los manifestantes era obtener publicidad a toda costa, podemos concluír que fue un espectáculo para recordar, porque múltiples medios reportaron la inusual concurrencia del gesto ofensivo.

En cambio, si el propósito era sumar personas que se opongan a las agendas extremas, tal vez la elección del gesto, del lugar y de acusar de “comunistas”, incluso a quienes han sufrido la persecución de los totalitarismos, no haya sido el mensaje más contundente.

 

 

Total
23
Shares

Comments are closed.

Related Posts