El hombre que venció a un magnate y trajo los colores a Cuba

Es curioso cuánta similitud existe entre los comienzos de la industria televisiva en la isla  y los inicios de los programas actuales en redes sociales. La contienda por la televisión fue protagonizada por dos personalidades de la década del cuarenta: Goar Mestre, propietario del circuito CMQ, y Gaspar Pumarejo, presentador de radio e ingenioso emprendedor.  La iniciativa de estos emprendedores concedió a Cuba el título de segundo país del mundo, después de los Estados Unidos, en implementar la televisión a color. 

El momento que distanció a las dos personalidades, según lo cuenta Gaspar Pumarejo, fue cuando le sugirió la idea a Goar Mestre de establecer una emisora de radio que diera la hora exacta, minuto a minuto, mientras intercalaba noticias durante las veinticuatro horas del día. Esta idea se concretó en una nueva emisora dentro de CMQ, cuyo dueño era Mestre, y tomó el nombre de Radio Reloj. El proponente de la idea, Pumarejo, había quedado seriamente molesto con Mestre de que no le ofreciera ningún puesto en el nuevo espacio, al cual consideraba su propia creación. Pumarejo llegó a renunciar a su puesto como director de programación de la planta y se lanzó a su propia empresa radial, que fundó en octubre de 1947 y le llamó Radio Unión.

Los años cuarenta fueron dominados por la industria de la radio: CMQ, RHC Cadena Azul y Radio Unión se convirtieron en las tres fuerzas notables. Hacia el fin de la década, Goar Mestre había anunciado que, en un plazo de 3 años, su empresa estaría operando la televisión en Cuba. Pumarejo ya había echado el ojo a la evolución de la pantalla chica en los Estados Unidos y, motivado por los malos resultados del modelo de cooperativa que implementó en Radio Unión, se había determinado a dominar este nuevo medio antes que su contrincante. Mestre inició la construcción de un complejo de cine, radio y televisión llamado Radio Centro, que ofrecía todas las ventajas de infraestructura y tecnológicas de la época. Por su parte, Pumarejo siguió una estrategia innovadora, similar a la de los actuales presentadores de programas Live por youtube:  en lo que su rival desarrollaba su sofisticado proyecto, él improvisaba los estudios de televisión en la casa de sus propios suegros. 

La vivienda estaba ubicada en Mazón y San Miguel y en sus habitaciones Pumarejo colocó tres cámaras, que se rotaban durante las producciones. El otro set de grabación fue establecido en el jardín de la casa y lo bautizaron, nada menos que: “Estudio al Aire Libre”. La emisora adoptó el nombre de Unión Radio Televisión y el día 24 de Octubre de 1950, pasado el mediodía, el presidente de la república, Carlos Prío Socarrás, inauguró las transmisiones televisivas en Cuba a través de la Cámara 1. Los festejos se transmitieron en vivo esa noche, desde los jardines de Pumarejo y con la participación de estrellas de latinoamérica.

Pumarejo no sólo fue el primero que transmitió por televisión en la isla, sino que también ganó la batalla por la televisión a colores a su poderoso contrincante Goar Mestre. En esta empresa, parece haber recibido apoyo de Fulgencio Batista, quien tenía interés en contrarrestar el poder de los Mestre. El 19 de marzo de 1959, en el más moderno hotel de la capital, el Habana Hilton, se inauguraron las transmisiones del Canal 12, emisora que transmitió a colores durante veinte horas diarias, desde las 6:00 am hasta las 2:00 am. Sus estudios se encontraban en el Paseo del Prado. Cuba se convertía en el segundo país del mundo en introducir la televisión a color.

Por sus vínculos con Batista, Pumarejo abandonó Cuba al triunfo de la revolución, pero continuó su exitosa carrera en otros países del continente.

Total
10
Shares
2 comments

Comments are closed.

Related Posts