Un enigma, un avión y nuevos aires entre Cuba y los Estados Unidos

Hace unos días, el youtuber cubano Alexander Otaola mostró imágenes del excongresista demócrata Joe García, en la puerta de salida del Aeropuerto Internacional de Miami, tomando un vuelo hacia Cuba. Las imágenes fueron registradas con un teléfono, medio oculto, como si se tratara de un acto furtivo, y presentadas después con la típica gestualidad y melodrama que caracteriza a los villanos del show de la “lista roja”. Según Otaola, Joe García parecía disponerse a hacer algo terrible y todos estaríamos listos para impedirlo.

Ayer nos enteramos de qué se traía entre manos Joe Garcia y Saúl Berenthal y los dueños de Havana Air, y varios otros cubanos y estadounidenses de buena voluntad: aterrizar un avión en La Habana con suministros médicos, de carácter humanitario, para ayudar a proteger a los profesionales cubanos que se enfrentan a la COVID19. 

Según contaron los protagonistas, la operación se estuvo planeando y ejecutando durante meses, organizando el cumplimiento regulatorio, los recursos y la mejor manera de llevar la carga hasta Cuba. ¿Alguien se tomó el trabajo de que ustedes se enteraran…? 

No

El esfuerzo que han hecho los médicos y el pueblo cubano para tener bajo control a la COVID19 es totalmente envidiable, y puedo decirlo con la autoridad que me da ser un sobreviviente de la enfermedad. Afirmar esto, no me hace comunista, ni simpatizante del régimen cubano, me hace simplemente ser objetivo y honesto.

En los 102 bultos que conformaban la donación, había material de bioseguridad, protectores faciales y mascarillas. En Cuba, los médicos han sido aplaudidos diariamente a las 9:00pm, las transmisiones de los especialistas han sido también de las más seguidas y los números de contagios se han mantenido en un rango controlable. 

Dentro de mi familia y amigos en la isla hay varios médicos, a algunos de ellos les debo la vida. Saber que entre esos paquetes azules puede llegar algún material que ayudará a proteger sus propias vidas, me hace sentirme particularmente agradecido con los organizadores del vuelo.

Esta pequeña, pero significativa acción del avión de Havana Air, es la evidencia de las tremendas oportunidades perdidas que nos ha provocado el extremismo de show, sobre todo aquí en Miami. Es también un símbolo del nuevo aire que puede respirarse entre ambas orillas, ahora que una nueva administración puede hacernos tomar pausa y regresar, como decía Abraham Lincoln, a los mejores ángeles de nuestra naturaleza. 

Mientras tanto, preguntémosle a Otaola y compañía ¿y por fin el barco…?

***

Aquí puede escuchar la entrevista ofrecida por Joe García y Saul Berenthal al presentador Raúl Martinez:

Total
103
Shares
Related Posts